Reflujo

Al rato después de haber comido, o incluso mientras todavía está comiendo,
¿Tu bebé expulsa un poco de leche?


En los bebés pequeños, es normal que se presente una pequeña cantidad de reflujo gastroesofágico. Sin embargo, el reflujo continuo con vómito frecuente puede irritar el esófago y provocar malestares en el bebé. El reflujo intenso puede ocasionar pérdida de peso o problemas respiratorios.


Algunos síntomas:

  • Tos, especialmente después de comer
  • Llanto excesivo como si se tuviera dolor
  • Vómito excesivo durante las primeras semanas de vida; empeora después de comer
  • Vómito extremadamente fuerte
  • No alimentarse bien
  • Negarse a comer
  • Crecimiento lento
  • Pérdida de peso
  • Sibilancias u otros problemas respiratorios

¿Cuándo debe venir a consulta?
Cuando…

  • El vómito es fuerte y el bebé tiene otros síntomas de reflujo.
  • El bebé tiene problemas para respirar después de vomitar.
  • El bebé rechaza el alimento y está bajando de peso o no lo está aumentando.
  • El bebé está llorando con frecuencia.
Pida una cita al teléfono
(722) 242.58.61 (722) 402.60.10